ELIZABELL healing tales

historias que inspiran, mensajes que sanan


2 comentarios

Soy una buscadora

Soy una buscadora

Hoy, piso asfalto que me conoce por primera vez.
Recorro calles con las que no tengo historia,
esquinas que no recuerdan mi rostro.
Camino nuevos pasos sobre una alfombra tejida en el instante.

No hay vacío, desolación, ni añoranza.

Soy una buscadora insaciable.
Busco atardeceres rosados y amaneceres de cobre.
Busco conversaciones sin formato, sin fecha de vencimiento.
Busco la piedra en la roca y la gota en el agua.

Soy una buscadora insaciable.
Busco en las profundidades y no en la superficie.
Busco tus relatos, sin ediciones, filtros ni reservas.
Busco tus secretos, aunque los hayas sepultado.

Busco la vida, no la espero sentada.
Para encontrar lo que busco dejo de buscarlo.

Soy una buscadora de historias.
Debo desafiarme para encontrarlas,
debo abrirme para recibirlas,
debo callar para oírlas,
pero debo haber vivido para escucharlas.

Para encontrar lo que busco dejo de buscarlo.
Para vivir la vida, dejo de anticiparla.

Soy una buscadora insaciable.
Busco inspiración en cada asfalto, en cada calle, en cada esquina.
Pero solo cuando dejo de buscarla, aparece como en un sueño;
sin preámbulo, sin lógica, sin tiempo.

Escrito por Yliana R.B.
De la Serie ¨Poemas para Sanar¨
19 Abril de 2016


Deja un comentario

UN RETORNO

Retorno a ti sin apellidos, ni nombres
Sin títulos, ni tierras,
Sin nada y pleno a la vez.

Retorno a ti como el pájaro al nido
sin razones, sin cadenas
sin motivos y sin memoria.

Quisiera esquivar las filas y los peajes por venir
pero mi corazón sabe que solo retornaré a ti,
cuando se hayan acabado los rostros
cuando no queden más máscaras.

Retorno a ti como el aire al respirar
sin dudas, sin miedos
sin doctrinas y sin velos.

Retornaré solo cuando el fuego encuentre a la lluvia,
cuando el aire destile el agua y cuando la tierra congele la llama.
Solo en tu llamado, estaré en tu presencia.
En tu palabra encontraré mi camino a casa.

Desnudo, sin cargas y sin deseos
cuando amanezca de noche y oscurezca de día
cuando el pasado se anticipe al futuro y
el presente sea tan solo un recuerdo, retornaré!

Dejaras de observar mi existencia desde las estrellas
y me honrarás albergando mi alma en tu lecho sagrado.

Miles de vidas y un solo retorno.

Retornaré cuando tu lo decidas
cuando el sol escape a la noche y
cuando yo me desvanezca a mi misma.

De la serie Mensajes de Elizabell
Escrito por Yliana R.B
Abril 23 de 2015


2 comentarios

Sueño de Invierno

Estaba tranquila, reposando como el oso que hiberna cómodo, en las profundas madrigueras del olvido.
Y mientras dormía, plácidamente sacudiste mi lecho con témpanos de hielo y resbalosas estalactitas de agonía.
La vida en perfecto camuflaje. Nunca te veo venir hasta que ya no puedo dejar de verte. Estas por todos lados; en la retaguardia, en las trincheras, en el flanco superior, a mi costado. Soy el alfil y tú la reina.
Visitas sin avisar al igual que la muerte. Pensar en la muerte, ¿para qué? Si pensando en ti, tengo suficiente.
En el momento justo en que las aguas se calmaban vienes de imprevisto a desarmarme nuevamente; retando mi lecho cómodo y mis reservas de energía.
Es injusto el juego que jugamos. Tú, viéndolo todo en todo momento y yo viendo lo poco solo de a poquitos.
Vida! llegas siempre con tu traje bordado de nuevas experiencias. En ocasiones luces radiante con lentejuelas de fiesta y canutillos de alegría, y en otras pareces abatida; vestida con retazos de tristeza y de olvido.
No puedo vivir sin tí y al no tenerte, desaparecería.
Me retas arriba. Me retas abajo. Me retas desde cualquier perspectiva.
Me resisto a huir de tí, porque al tratar de esquivarte solo la derrota encontraría.
Estaba tranquila hibernando como el oso en un placido sueño de invierno. Y mientras descansaba interrumpiste mi reposo con nuevos desafíos y nuevas estalactitas.
No quiero despertar de mi sueño de invierno!
No quiero moverme de este cálido lugar que me alberga en la paz de su silencio.
“No quiero moverme”, dije en voz alta.
Y el respondió, “ Si no te mueves, no te puedo llevar a donde quiero que llegues y a ese lugar solo se llega despertando del sueño de invierno y viviendo el sueño de la vida.”
Yliana R.B.
18 Feb 2015