ELIZABELL healing tales

historias que inspiran, mensajes que sanan


Deja un comentario

Adiós vs soltar

Duele decir adiós,
pero es mas difícil soltar.

Decimos adiós a lo que ya cumplió su ciclo,
a lo que se consumió en su propósito,
a aquello que fue para llegar al punto de no ser más.

Soltamos lo que se ancló en la mitad para nunca avanzar,
lo que no terminó de consumarse, lo inconcluso,
aquello que comenzó para no ser jamás.

Decimos adiós a los que alguna vez amamos,
soltamos aquello que nunca pudimos abrazar.

El adiós se eleva en un ¨hasta siempre.¨
El soltar se ahoga en un ¨hasta nunca.¨

Si! Duele decir adiós,
Pero es más difícil soltar.

Soltamos lo que aún deseamos,
lo que nos resistimos a ver partir.
Soltamos el humo que nunca fue hoguera.

En el adiós agradecemos el camino recorrido,
miramos hacia atrás sonriendo,
y con reverencia despedimos el ayer.

Soltamos los caminos que no terminaron de cruzarse,
lo que como el aire se nos escapo,
y con desapego renunciamos al mañana.

En el adiós se despide la magia, en el soltar se despide a la ilusión.

Que difícil es soltar porque para poder soltar de verdad,
tenemos que soltarnos a nosotros mismos.
Yliana R.B. 
26 Mayo de 2017


1 comentario

Quiero detener el tiempo

Quiero detener el tiempo,
con la fuerza del témpano que derrumba al barco.
¡No hoy! Esa mañana donde en nuestras miradas
acababa el horizonte, y en tus caricias comenzaban mis sueños.

Quiero detener el tiempo,
con la fuerza de la ola que rompe contra el arrecife.
¡No hoy! Ese día en que me perdí en tus besos,
y entonces creímos que nos perderíamos para siempre.

Quiero detener el tiempo,
con la fuerza de la noche que es capaz de empujar al día.
¡No hoy! Esa tarde en que jugamos como niños,
y en nuestras risas decidió hospedarse la alegría.

Quiero detener el tiempo,
antes de que el mismísimo tiempo naciera,
antes de que los instantes se convirtieran en siglos.
antes de que una mirada se convirtiera en una década.

Quiero detener el tiempo,
una y otra vez.
Antes de que existiera la lluvia,
antes de que la lluvia se convirtiera en lágrimas.

Quiero detener el tiempo,
antes y después.
Antes de que existiera el sol,
antes de que el sol me cobijara en su lecho.

Quiero detener el tiempo!
Quiero detener su paso,
interponerme en su camino.
Si fuera para siempre, sólo me detendría en tu sonrisa.

Quiero detener el tiempo,
y no puedo.
Naufragaré en los mares del olvido,
para ser rescatada tan sólo, por el . . . tiempo.

 
Escrito por: Yliana R.B
De la serie “ Elizabell: Mensajes para sanar”
Octubre 24 de 2015.