ELIZABELL healing tales

historias que inspiran, mensajes que sanan


Deja un comentario

Cuando el alma pierde su inocencia

Solo una vez en la vida se pierde la inocencia. No se pierde progresivamente, ni de a poquitos. La inocencia no es algo que se desgasta como todos los otros cartuchos que se van quemando y agotando en el transcurso de la vida. En el instante previo a nuestro aterrizaje en este mundo, se nos equipa de un pequeño bulto cuyo contenido vasta para que valga la pena nuestra permanencia en la sala de espera dentro del infinito e ilimitado aeropuerto de la existencia. Aterrizamos aturdidos del viaje milenario y cuando abrimos ansiosos nuestro equipaje para descubrir aquello que nos acompañará en el viaje, vemos que no hay nada a excepción de una nota. 

Abrimos la nota que ha sido escrita con la majestuosa tinta de la voluntad divina, cuyo poder absoluto se manifiesta al convertir en realidad de manera instantánea el mensaje cuando es leído.

“Te acompaña la inocencia que perderás algún día y no recordaras quien eres, para que puedas recuperarla solo el día que sin memoria te acuerdes e ella.”

Extracto de Elizabell Cuentos Para Sanar.

Parte II: El Corazon Sagrado

Elizabell.